Toledo Sefarad
 
Toledo
Toledo
 
La Judería
La Judería
 
Gastronomía Sefardí
Gastronomía Sefardí
 
 
 
Agenda
Agenda
 
Información Especializada
Información Especializada
 
Oferta Turística
Oferta Turística
 
Congresos e Incentivos
Congresos e Incentivos
 
Compras
Compras
 
   
   
Historia de los Judíos en Toledo
Historia de los Judíos en Toledo

Breve historia de los judíos en España

Historia de los Judíos en Toledo

Leyendas
Se supone que los primeros judíos vinieron a la península en la época del rey Salomón aprovechando de los viajes fenicios. Otro contingente lo haría después de la deportación ordenada por Nabucodonosor.

Año 70
Tenemos datos de la presencia judía en la Península. La llegada se produce de forma organizada y en número importante en el año 70 de nuestra era, tras la destrucción del templo de Jerusalén por el emperador romano Tito...

Siglo IV
La población judía es ya muy numerosa en la Península Ibérica; conviven con los romanos.

 

Año 586
En plena época visigoda, la convivencia es tranquila mientras el reino es arriano. Los problemas aparecen cuando Recaredo, rey visigodo, se convierte al catolicismo en el 586. Comienzan las persecuciones por parte de los visigodos que quieren conseguir la unidad religiosa.

LA ESPAÑA MUSULMANA
En el año 711 los árabes invaden la Península, esto supone una liberación para los judíos sometidos a las leyes visigodas.

Siglos VIII y IX
Se produce una fuerte inmigración judía procedente del norte de Africa. Ciudades como Granada, Tarragona y Lucena reciben un flujo importante de población judía.

Siglos X
Época del Califato de Córdoba; y XI, Reinos de Taifas. Será la gran época de los judíos españoles, alcanzan su mayor bienestar y nivel cultural.

Siglo XII
Llegan Almohades y Almorávides. Con su fanatismo religioso obligan a los judíos a huir. Muchos se fueron a la España cristiana, quedando la España musulmana despoblada de judíos. Otros, como la familia de Maimónides, huyeron al norte de África.

LA ESPAÑA CRISTIANA

A finales del Siglo XI y comienzos del XII
Con los avances de la Reconquista, los judíos pasan a ser súbditos de los reyes cristianos, permaneciendo bajo la protección de éstos. Algunos judíos llegaron a ocupar importantes cargos.

Siglo XIII
A mediados de este siglo toda la Península, salvo el reino de Granada es ya cristiana. Será una época de bienestar para los judíos de Castilla y Aragón. Toledo se constituye en un importante centro de la vida judía donde están los grandes rabinos, literatos, financieros y hombres de Estado.

Fines del XIII
Comienzan los problemas:
•  en Aragón se les prohíbe ocupar cargos públicos
•  la peste negra
•  presión de la Iglesia
•  propaganda antijudía
•  deterioro espiritual entre los judíos...

Durante toda la Edad Media la población judía de España fue la más numerosa y de mayor importancia económica y cultural de toda Europa.

Año 1391
Se producen movimientos populares antijudíos propagados por el bajo clero. Se asaltan las juderías de Sevilla, Córdoba, Toledo, Barcelona, Valencia, Gerona etc. Se producen persecuciones y matanzas. A partir de este momento la decadencia de las aljamas es notoria y muchos judíos tienen que emigrar o convertirse.

Siglo XV
La sociedad cristiana comienza a dividirse en dos grupos: cristianos viejos y conversos.

1478-81
Se creó la Inquisición española 1492, 31 de Marzo. Los Reyes Católicos firman el edicto de expulsión por el que se obliga a marcharse a todos aquellos judíos no conversos.

Los que se fueron y sus descendientes son los sefardíes, que a través de los siglos han mantenido vivas la lengua y la cultura de Sefarad, denominación hebrea que designa a España.

subir

Los orígenes de los judíos en Toledo

Los primeros documentos escritos que testimonian la existencia de judíos en Toledo datan de la época romana (siglo IV); más, ciertamente arribaron en siglos anteriores, en los distintos exilios que les sobrevinieron.

Historia de los Judíos en Toledo

En Ampurias, ha sido encontrada alguna moneda que circulaba por la tierra de Israel en el siglo I. No debe descartarse la posibilidad de de la presencia israelita en Iberia desde los tiempos de los destierros asirio y babilónico (siglos VIII al VI a.e.c.): en la Biblia se habla de Tarsis como de un lugar conocido a través de la navegación. El breve librito de la profecía de Abdías menciona también Sefarad como un lugar remoto, desde el cual el Eterno convocará a los elegidos de su Pueblo.

Aunque no esté claramente documentada, la llegada de judíos a Hispania con motivo de la dispersión definitiva provocada en la destrucción de la Ciudad Santa y del Templo, realizada por las legiones de Vespasiano y Tito, es perfectamente probable.

"Vine a la extensa ciudad de Toledo, capital del reino, que está revestida del encanto de la dominación y ornada con las ciencias, mostrando a los pueblos y príncipes su belleza. Porque allí emigraron las tribus del Señor. ¡Cuántos palacios hay en su interior que hacen correrse a las luminarias para la magnificencia de su belleza y esplendor!

¡Cuántas sinagogas hay en ella de belleza incomparable! Allí toda el alma alaba al Señor. En su medio habita una congregación, de semilla santa, que tiene como ornamento la justicia, numerosa como las plantas del campo". (Yehudah ben Shlomo al-Jarizi, siglo XII).

Fuente: Prof. Mª Teresa Llurba Huguet
Centro de Información del Toledo Judío - Librería & Judaica "Casa de Jacob"

subir

Otras juderías

Historia de los Judíos en Toledo

Además de las de Toledo, Córdoba, Barcelona, Sevilla y Lucena había juderías en todas las poblaciones importantes, siendo también notables las de Cáceres, Girona, Hervás, Jaén, León, Oviedo, Palma, Ribadavia, Segovia, Tortosa y Tudela por citar algunas. A pesar del gran número, los restos que nos han llegado de todas ellas son, lamentablemente, escasos.

La traza arquitectónica y los elementos decorativos en el interior de la Sinagoga de Segovia, hoy iglesia del Corpus Christi, eran semejantes a los de Santa María la Blanca; es posible que el mismo arquitecto trabajase en ambas. Hay una similitud de los capiteles, columnas y arquillos ciegos superiores con los de la sinagoga toledana. Se destruyó en un incendio en 1899.

subir

Los conversos

Muchos fueron los judíos que se convirtieron al cristianismo; gran parte de ellos lo hicieron a la fuerza pero otros se bautizaron voluntariamente antes del decreto de expulsión.
Son conocidos muchos casos de conversos pertenecientes a familias judías poderosas que entroncaron por vía del matrimonio con la nobleza cristiana, tales como la Casa de Osuna, Villena, Alburquerque, Medinaceli y otras.

En el siglo XV se promulgaron leyes para impedir a los conversos ejercer cargos públicos. Esto impulsó a algunos a escribir obras de apología cristiana para dar sinceridad a sus muevas creencias. De origen converso fueron algunos de los más intransigentes inquisidores tales como Torquemada o Fray Hernando de Talavera.

Los judíos tenían una importante formación. Al contrario que los cristianos, la gran mayoría sabía leer y escribir. También tenían, por sus relaciones históricas y por contactos comerciales con Al-Ándalus gran dominio de la lengua árabe. De esta forma participaron de manera muy importante en la así llamada Escuela de traductores de Toledo . En una traducción trabajaban en equipo un judío y un cristiano: el judío traducía del árabe al romance, lengua vulgar no científica; y el cristiano traducía del romance al latín.

De este modo llegaron a Occidente las obras de Aristóteles y las de la cultura clásica así como el imponente saber científico de los árabes.

subir

Oficios de los judíos

En un primer momento trabajaron en tareas agrícolas. Al incrementarse la vida ciudadana se convirtieron en clase urbana y se dedicaron al comercio, a las labores administrativas y a la recaudación de impuestos. Algunos desempeñaron cargos importantes como ministros y tesoreros de reyes tanto musulmanes como cristianos. También los había que se dedicaron al préstamo con interés. Estos constituían las clases altas, mientras que las clases bajas se dedicaban a labores artesanales: peleteros, sastres, zapateros, joyeros, plateros, boticarios, especieros...

La medicina era una profesión típica de judíos. Hubo grandes médicos y científicos, matemáticos, astrónomos. Eran especialistas en la fabricación de instrumentos de cálculo como relojes, astrolabios, cuadrantes etc.

subir
 
Compromiso de Calidad Turística Patronato Municipal de Turismo de Toledo
Plaza del Consistorio, 1 : : 45001 Toledo (España)
Tel.: +34 925 254 030 - Fax: +34 925 255 946
infoturismo@ayto-toledo.org : : turismo@ayto-toledo.org